19 abril 2011

Azul cerúleo

La mejor reflexión que se ha hecho en el cine sobre el mundo de la moda está escondida entre los diálogos de la película "El diablo viste de Prada".

El negocio de la moda no es como la mayoría de gente se imagina: se trabaja duro y se requiere la coordinación de muchas personas, lo que supone un gran número de puestos de trabajo.

¿Crees por tanto que el mundo de la moda resulta completamente absurdo e innecesario?





Miranda: ¿Qué es tan gracioso?

Andy: No, no, nada, solo que los cinturones son exactamente iguales para mí. Todavía estoy aprendiendo sobre estas “cosas” y…


Miranda: ¿..Estas “cosas”?

Oh, entiendo, tu crees que esto no tiene nada que ver contigo. Tú…vas a tu armario y seleccionas no sé, ese jersey azul deforme porque intentas decirle al mundo que te tomas demasiado en serio como para preocuparte por lo que te pondrás. Pero lo que no sabes es que ese jersey no es sólo azul, no es turquesa, ni es marino, en realidad es cerúleo. Tampoco eres consciente del hecho de que en 2002, Oscar de la Renta, presentó una colección de vestidos cerúleos, y luego creo que fue, Yves Saint Laurent ¿no..? el que presentó chaquetas militares cerúleas y luego el azúl cerúleo apareció en las colecciones de ocho diseñadores distintos, y después se filtró a los grandes almacenes, y luego fue a parar hasta una deprimente tienda de ropa a precios asequibles, donde tú, sin duda, lo rescataste de alguna cesta de ofertas. No obstante, ese azúl representa millones de dólares, y muchos puestos de trabajo, y resulta cómico, que creas que elegiste algo que te exime de la industria de la moda, cuando, de hecho, llevas un jersey que fue seleccionado para tí, por personas como nosotros, entre un montón de “cosas”.





Mucho me costó convencer a mi padre de que en el mundo de la moda se podía desempeñar un trabajo como cualquier otro, que había mucha gente que comía de ello y que no todo eran fiestas, por eso, aunque este momentazo de la película esté muy trillado, quiero rescatarlo y gritarle al mundo que la gente que nos dedicamos a la moda no tenemos porqué ser frívolos, elitistas o menos trabajadores que los ingenieros, arquitectos o abogados. Que no hay gente mejor o peor por dedicarle más o menos tiempo a su vestimenta diaria y que, lo queramos o no, estamos envueltos en un mundo en el que una imagen vale más que mil palabras e inconscientemente todos nos preocupamos por nuestra forma de vestir.

16 opiniones:

A TRENDY LIFE dijo...

Me ha encantado tu reflexión final...y es que al final, todos de una u otra manera, nos preocupamos por nuestra imagen, y quien diga que no, miente!
Un besazo!

Javito dijo...

jajaja, qué bueno!

Mario de la Renta dijo...

Puede dar la sensación de que el "mundillo de la moda" es frívolo y superficial... y que a los chicos nos guste la moda, sabemos que es algo que no queda bien, somos raros...

Bueno, tenemos un gusto estético más desarrollado, y l1 personas corriendo tras un balón no es lo mejor que nos ha pasado...

Me encantó esa película y la reflexión del azul fue impresionante...

Un saludo,

Mario de la Renta
http://mariodelarenta.blogspot.com

http://ofertasropa.es/ dijo...

Muy buena reflexión de la moda, además lo más importante es que la moda mueve mucho dinero en España y por lo tanto muchísimos puestos de trabajo, así que quien diga que la moda es una tontería, que lo piense antes de decirlo y una imagen vale más que mil palabras.

Get the summer dijo...

Estoy bastante de acuerdo. Muchas veces se nos tacha de frívolos porque apreciamos la moda de una manera especial. Porque nos importan los detalles. Creo que es más una manera de expresarse, al fin y al cabo es un reflejo de nosotros mismos, no comprendería que alguien lo considerara innecesario.

Por otra parte resultaria muy falso afirmar que no existen personas superficiales dentro de este mundo y hemos de entender que para muchos haya diseños que les resulten absurdos, basta con ver alguno de Victor & Rolf...

Bcool by Blan dijo...

Amén, amén, amén.

Marta dijo...

Totalmente de acuerdo! :)

www.thestreetspirits.blogspot.com

Anónimo dijo...

Efectivamente tienes toda la razón cuando dices que el mundo de la moda mucha gente lo ve de una manera frívola, siempre nos fijamos en la última parte, en las pasarelas y en esos modelos que a todos nos gustaría podernos poner algún día, nunca vamos más allá, pero eso te pasa en cualquier trabajo, sólo vemos la parte final, jamás nos paramos a pensar cuando vamos a encender la luz la cantidad de horas de trabajo, de noches sin dormir que tuvieron que pasar para llegar a conseguirlo. Con ello quiero decir que todo trabajo lleva consigo un esfuerzo, y que sólo los que son realmente tenaces, vocacionales y aman lo que están haciendo, consiguen su meta. Los que te conocemos sabemos muy bien que desde muuuuuuuuuuy pequeñita, lo tuyo ha sido siempre la moda, que adoras esa profesión y que seguro que algún día (espero que no muy lejano)tu sueño se haga realidad, porque repito de siempre has amado la moda por encima de todo y por ganas esfuerzo y dedicación te lo tienes muy merecido yo te lo deseo de todo corazón, un beso enorme

Cris Sevilla dijo...

AMEN!!! (plas, plas, plas!!)

Un aplauso para tu reflexión, ya va siendo hora de que la gente entienda que este es un mundo duro en el que se trabaja igual, o mas, que en cualquier otro negocio.. qué no es oro todo lo que reluce...
Besos!!
Cris

Bravissima dijo...

Coincido, amén!

The Lifestyle News dijo...

Menos mal que ahora mismo es algo que está en proceso de cambio en la mente de mucha gente "normal" porque hace no tantos años dedicarse al mundo de la moda era solamente para algunos "elegidos" ahora mismo está al alcance del que realmente demuestre que quiere conseguir su objetivo.
Ha pasado el tiempo y se ve como un trabajo todavía "elitista" pero poco a poco y gracias a muchos blogs de moda se está quitando esta etiqueta.
Hay que currar, en este trabajo como en cualquier otro pero evidentemente hay trabajos que siempre van a parecer desde fuera que no sean duros, dificiles, con responsabilidades...

rHODES dijo...

Amén.

shoptimista dijo...

Es también mi escena favorita de la película, es buenísima (de hecho le dediqué un post prácticamente exacto, reproduciendo también los diálogos y sólo que con más fotogramas de la película, hace dos años, os dejo el enlace por si queréis verlo:http://www.shoptimista.com/2009/11/azul-ceruleo.html)

Un saludo

Isabel dijo...

Me ha encantado la entrada, que buena reflexión , la parte de atras ,el trabajo duro no se valora nunca en ningun sitio.
Besos Isabel

GINGER dijo...

una reflexion diez!! Sin duda grandes diálogos en esta pelicula.

Besos desde mi agenda
http://laagendadeginger.blogspot.com/

Andrea Mestre dijo...

Me encanta, y sinceramente esta es mi pelicula favorita. Ademas esta escena es una de las mejores, siempre siempre siempre que alguien dice que no tiene nada que ver con la moda que pasa de todo, SIEMPRE aludo a esta escena, en otras palabras les explico lo mismo que Meryl Streep nos hace entender a todos.
Quiero pedirte permiso para poner está entrada en un próximo post de mi blog, siempre poniendo la referencia al tuyo :)
Espero tu respuesta, muchas gracias!

 
Powered by Blogger