01 July 2011

Road trip

Cuando vas a una exposición que trata sobre el arte de la belleza, esperas encontrar imágenes y textos relacionados con la historia de la cosmética. Nada más lejos de la realidad fue lo que me encontré en la última exposición de la Biblioteca Nacional (que os comenté aquí). Sin embargo, hubo un detalle que hizo que esta visita mereciera aún más la pena.



Acompañada por una de mis mejores amigas, y con toda la mañana por delante, la visita comenzaba con la toda normalidad pero, de repente, en una vitrina, abierta por la página de un anuncio de belleza, encontramos una publicación de los años 60 en la que, además de hablar sobre los rituales de belleza de las mujeres de la época, había un artículo que decía: 

Reivindicaciones de las mujeres que conducen 
Asientos que permitan conducir con mayor elegancia
Un freno de mano más cómodo
Pedales adaptados a los tacones altos
Un procedimiento más sencillo para cambiar las ruedas
Un mecanismo más limpio para comprobar el aceite

Era un manifiesto que habían redactado mujeres de Milán en el año 64, cuando el mundo del motor era mayoritariamente masculino. Creo que fue lo que más me gustó de toda la exposición, y no porque lo demás no fuera bueno, sino porque como os habréis dado cuenta, soy una soñadora que me pierdo con mucha facilidad en mi imaginación. 
Para mí, las mujeres que conducían en esta época son como las de la campaña de publicidad de la colección crucero 2011 que presentó Louis Vuitton. 


Una pamela, un pañuelo, unas gafas de sol y faldas tableadas que marcaban la cintura. La elegancia de Grace Kelly, que cualquier mujer deseaba tener, se veía representada en este manifiesto, pues su esencia era poder conducir como los hombres, pero manteniendo la feminidad. 


Dentro de poco cumpliré una edad que para mí es significativa, así que me voy a ir de vacaciones con mi amiga -la de la exposición- que es exactamente una semana más pequeña que yo, a hacer un "road trip" por un lugar de costa, recreando esas imágenes de libertad y elegancia que desprendían las mujeres anteriormente.

  Ya tengo la pamela así que ya os contaré si lo conseguimos.

6 opiniones:

Mario de la Renta said...

Totalmente de acuerdo con el manifiesto!!! Es una pena que por aquella época no se nos tomase muy en cuenta...

Disfruta de tu road-trip con pamela incluida!!! Imagino que el pañuelo para la cabeza también lo tendrás, ¿no?.


Un saludo,
Mario de la Renta
http://mariodelarenta.blogspot.com

AMC said...

jajaja, qué post tan chulo!!! Y sí, me uno a las reivindicaciones de las mujeres conductoras con estilo ;)
Ays, qué plan tan divertido el de aquel día, con invitado sorpresa en el coche incluido... a veces no está nada mal eso de madrugar un domingo... ;)
Un besito viejilla del bolso rosa y por supuesto que lo vamos a conseguir, que no se cumplen tus años todos los días...!!!jajaja ;)

Bravissima said...

Genial post! sólo podían escribir este manifiesto las mujeres de Milán...

Ana M* said...

Me ha encantado! Yo cuando pienso en "road trip" también pienso en gafas enormes y pañuelos atados bajo la barbilla!

IAMTHEANGELNEGRO said...

Esta genial! esas fotos son insuperables con una femineidad increíble!

SALUDOS!!!

Lola said...

Viendo este post tengo que volver a dar la razón a mi madre, siempre me dice que en su època se vestìan mucho mejor y sobre todo mucho más femeninas. Me ha gustado mucho tiene unas fotos tan bonitas.........un saludo

 
Powered by Blogger